Pionero en la modernización de la viticultura en España, Carlos Falcó fundó Dominio de Valdepusa esta bodega en 1989 con el objetivo de buscar la excelencia y diferenciar la personalidad de cada uno de sus vinos apoyado en una gran tradición europea, el Pago, consistente en elaborar la producción de uva en parcelas separadas. El concepto se ha extendido buscando los mejores
terroirs a nivel nacional.